Presta Money

Destacado

Preta MoneyPresta Money es una marca que se encarga de ofrecer prestamos rapidos de forma fácil  desde internet. Para ello aprovecha las ventajas del posicionamiento en buscadores como Google.

Gracias a sus portales web Presta Money ofrece prestamos personales rapidos a cientos de personas  que buscan financiación rápida y de calidad.

La intermediación financiera es la base de su actividad. Con el cierre del crédito bancario nace la necesidad de conseguir liquidez de una forma fácil y accesible.

Hoy en día resulta indispensable para cualquier negocio estar presente en los entornos virtuales y las redes sociales ya que la oferta de productos y servicios se está desplazando cada vez más hacia los dispositivos móviles. Esto incluye también las peticiones de crédito.

Olvídate de complejos trámites y estudios de viabilidad. Desde casa y en unos minutos podrás conseguir dinero de forma rápida y fiable.

La crisis y los mini préstamos

Como casi todos sabemos, nuestra sociedad de consumo se sustenta en la necesidad de la población de comprar y acumular bienes materiales, aumentando la capacidad adquisitiva de las personas y sus inversiones financieras.

Los Chicago Boys ya definieron el sistema de crédito como uno de los ejes del capitalismo que hoy en día conocemos, pues se necesitaba que creciera a la fuerza el flujo de dinero que circulaba en el mercado para que la economía se expandiera.  Desde entonces, vivir de préstamos a formado parte del ADN  de la sociedad norteamericana. Como dato, resulta curioso que durante la II Guerra Mundial ya sacaran el provecho de convertirse en los mayores acreedores  del viejo continente, prestándonos alrededor de 7 mil millones de dólares.

A día de hoy, el ciudadano americano vive casi toda su vida endeudado, incluso los estudiantes universitarios dependientes de la economía familiar llegan a contraer deudas que tienen que amortizar con muchos años de trabajo. Estos contratos se convierten en un negocio muy rentable para las propias financieras, ya que además, su liquidación es una cuestión muy sujeta al honor y la moral, por lo que no se cuestionan no pagarlo, que es lo que podríamos pensar que pasaría en España.

Aquí en cambio, las finanzas familiares no están tan basadas en el crédito, de hecho los créditos hipotecarios están pensados para liquidarse en cuotas durante el tiempo que se establezca, mientras que en el sistema americano una familia puede pasar 30 años pagando únicamente los intereses del préstamo y después de ello todavía tendrá que aportar el principal, por lo que pasarán toda su vida ahorrando.

Una nueva tendencia en nuestro país son los microcréditos, un concepto totalmente distinto y que puede ser complementario al crédito bancario, pues son pequeñas cantidades de dinero que se solicitan de forma puntual para cubrir un gasto extra, y que tienen un periodo de devolución corto, tras el cual se tendrá que aportar la cantidad total más aproximadamente un 1,5% de intereses. Por estas ventajas, y porque nos permiten no vivir endeudados, está teniendo muy buena aceptación en el mercado español, aumentando exponencialmente su cartera de clientes en los últimos años.

La proliferación de los préstamos online

La economía española ha atravesado desde 2008 uno de sus momentos más difíciles desde hacía décadas. La sociedad ha contemplado desde casa cómo el país enfermaba lentamente hasta quedarse en los huesos, y cómo esas terapias milagrosas venidas de Europa estaban siendo más que medicinas curativas, tratamientos de choque que lo dejaban temblando.

Mientras tanto el desempleo aumentaba concentrándose en la clase socioeconómica más baja de país. Al contrario del efecto que había provocado la crisis en otros países como Grecia o Italia, donde la disminución de la capacidad adquisitiva de la población había sido mucho más significativa para la clase media, produciéndose un efecto de “aplanamiento” que había conseguido, al menos, reducir la desigualdad del país. Aquí en España, la falta de protección sobre las rentas más bajas ya ha conseguido agravar la brecha entre la clase más rica y la clase más pobre entre un 40% y un 50%, que no es poca cosa, lo que nos ha llevado a alcanzar el vergonzoso segundo puesto de país con mayor desigualdad de toda Europa.

La Organización Internacional del Trabajo señala que además a causa de la crisis el grupo de personas más pobres, que constituyen el 10% de la población, ha disminuido su capacidad de compra en un 43% mientras que el grupo más rico tan sólo en un 3%.

El resultado de esto es visible, familias completamente asfixiadas por la crisis, que serán las últimas en notar la recuperación de la que tanto se habla y que intentan como pueden hacer frente a sus pagos que cada vez van en aumento, pues se ha vivido una retirada paulatina de prestaciones sociales.

En este contexto, y teniendo en cuenta la falta de liquidez de la banca convencional y las dificultades para conseguir un credito (ya que necesitas tantos avales que de tenerlos probablemente no estarías pidiendo dinero prestado), se justifica el aumento de la demanda de crédito procedente de capital privado, que aunque tiene el inconveniente de tener un tiempo de devolución más corto y tratarse de cantidades de dinero muy inferiores (no suelen superar los 600 euros), están permitiendo afrontar a las familias españolas gastos improvistos. Debido al crecimiento de este nuevo mercado cada vez existen más webs que ofrecen préstamos online, y que se pueden solicitar desde casa y sin trámites.

Igualmente, estos servicios sólo sirven para parchear el problema de base, que es que la solución a esta crisis la están pagando familias a un precio muy elevado, no se puede seguir hablando de recuperación sin remediar la fractura social. No podemos seguir tratándolo como un problema político y económico sino estructural, y es necesario que empecemos a ver como suben nuestros sueldos, si no queremos hablar de pobreza.

Préstamos Rápidos online, ¿son seguros?

prestamos rapidos onlineYa hace unos años que internet se ha convertido en un canal muy válido para comprar productos o contratar servicios. Prácticamente todo el mundo ha sacado un billete de tren, unas entradas o realizado alguna transferencia desde la web.

Cada vez son más las personas y las plataformas que utilizan esta vía como forma de pago o de contacto. Esto quiere decir que la confianza va en aumento, puesto que la gente no percibe excesivos riesgos.

Prestamos Online

El sector financiero no se comporta diferente a otros sectores por lo que utilizar internet para conseguir financiación es cada vez más común. Los trámites se agilizan y la documentación es fácilmente remitible por email. Las ventajas son muchas ya que se ahorra tiempo y gastos de desplazamiento y en caso de que el crédito sea denegado no supone un gran varapalo. ¿Qué conviene tomarse en cuenta para evitar ser engañado o estafado al contratar prestamosminicreditos.es?

  • Primero que nada conviene fiarse de marcas reconocibles. El hecho de que aparezcan en medios de comunicación ya es un un buen indicador.
  • Asegúrese de que tienen un apartado de contacto en caso de cualquier duda.
  • Lea atentamente las condiciones y los requisitos y pregunte si no tiene algo claro.
  • Por último no revele claves de sus cuentas bancarias a nadie ni se fíe de correos electrónicos que se las piden. Ninguna empresa legal pide tal información.

Si piensa que ha sido víctima de un fraude o de condiciones abusivas siempre puede poner en conocimiento de la justicia su situación.